TuWeb
La niña maravilla del folckore
Biografía de Wendy
Discografía
Galería de fotos
Audios y videos musicales
Agenda de presentaciones
Prensa
Contactos y contratos
 
Biografía de Wendy



Foto
La niña prodigio del folclor


Cuando apareció interpretando a Dina Paucar y a Sonia Morales se ganó el corazón del público. Ahora que canta a su padre, que la cuida desde el Cielo, logra conmover a todos. Se llama Wendy y tiene 10 años. Es la niña prodigio del folclor.

A los cinco años ya cantaba en la escuela; a los seis, tuvo su primer concierto; y a los siete, su primera gira al interior del país. A los ocho años ganó un concurso nacional de nuevos talentos; y a los nueve logró sus primeros CD y DVD, con sus propias canciones.

La Historia de Wendy Sulca es digna de una novela y un ejemplo de sacrificio. Nació en un hogar de extrema pobreza, en uno de los cerros de San Juan de Miraflores. Y conoció, de cerca, lo que es un día sin alimentos.

Hace dos años perdió a su padre, Franklin Sulca, en un accidente vehicular. Era él el más entusiasta por que Wendy fuera una estrella. La preparó en el canto, y luego siguió sus pasos, como arpista al frente de Los pícaros del escenario.

La partida de su padre marcó el destino de Wendy. Superando la profunda tristeza, se dio más fuerzas para alcanzar sus sueños, porque también eran los sueños de su padre. Ahora ya no canta sólo por ella; canta también por él.

Hoy, a sus diez años, Wendy se ha propuesto ser la sucesora de las famosas Sonia Morales y Dina Paucar, a quienes admira desde siempre. Quiere, como ellas, recorrer el mundo cantándole al amor y a la vida.

Con el incansable apoyo de su madre, Lidia Quispe, Wendy ha logrado presentarse en más de 60 escenarios en Lima y provincias, en sólo cuatro años de vida artística; ha grabado un CD y un DVD.
Wendy es una niña a pesar de sus responsabilidades. Juega; va bien en el colegio; ayuda a su madre en los quehaceres de la casa; y, sobre todo, tiene sueños: además de cantante famosa, quiere ser profesora.

Wendy es un ejemplo no sólo para otros niños; es un ejemplo para todos. Sus canciones "Papito no me dejes" y "Somos pobres" son un testimonio de su vida y son una esperanza.